Un nuevo estudio sugiere que los hombres y mujeres podrían no ser tan diferentes en cuanto a comportamiento sexual, como mostraban estudios anteriores.

En muchas encuestas, los hombres por lo general dicen haber empezado su vida sexual a más temprana edad, con más frecuencia y con más personas que las mujeres. Sin embargo, un nuevo estudio muestra que estas diferencias de género podrían surgir porque las mujeres no siempre responden las encuestas de forma honesta, sino que dan las respuestas que creen que los demás esperan de ellas.

Las mujeres son sensibles a las expectativas sociales por su conducta sexual y podrían ser menos honestas cuando se les pregunta sobre su conducta, bajo algunas circunstancias.

En este estudio, los investigadores preguntaron a hombres y mujeres sobre sus actitudes y conductas sexuales bajo diferentes condiciones de prueba, incluyendo una en la que los participantes creían estar conectados a un detector de mentiras.

Las respuestas de las mujeres fueron más parecidas a las de los hombres en algunas áreas de conducta sexual cuando estas creían que otros podrían detectar sus mentiras. Las respuestas de los hombres no cambiaron tanto como las de las mujeres bajo estas nuevas condiciones.

Antes del estudio, pensábamos que los hombres, por lo general, exageraban sus respuestas en cuanto a su conducta sexual mientras que las mujeres ocultaban sus verdades, según las condiciones de prueba. Sin embargo, descubrimos que las mujeres eran más propensas que los hombres a tener respuestas diferentes, según las condiciones bajo las que eran entrevistadas.

Los resultados reflejan que podría haber un cambio en los papeles de los géneros en donde las mujeres no se sienten obligadas a cumplir con ciertas expectativas en cuanto a su conducta sexual.

Las mujeres parecen sentirse presionadas a adherirse a las expectativas que indican que las mujeres deberían estar más orientadas hacia las relaciones y deberían evitar ser promiscuas.

Vivimos en una cultura que de verdad espera diferentes patrones de conducta sexual de parte de hombres y mujeres, dice.

El estudio demuestra que existen más diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a actitudes sexuales que en cuanto a conductas sexuales.

LEAVE A REPLY