El “brillo sexual”. Carrie Bradshaw y su trío en Sexo en la ciudad son las campeonas a la hora de detectarlo, conseguirlo y mantenerlo, pero no es necesario tener un closet lleno de prendas Prada para apreciar ese brillo rosa que llega después de un buen encuentro sexual. El hecho es que el sexo deja su marca, no solo en la mente, sino también en el cuerpo. Los investigadores han empezado a explorar sus efectos en casi todas las partes del cuerpo, desde el cerebro hasta el corazón, pasando por el sistema inmunológico.

Los estudios demuestran que la excitación y una vida sexual activa pueden llevar a tener una vida más larga, mejor salud cardíaca, mejor capacidad para tolerar el dolor, un mejor sistema inmunológico e incluso protección contra ciertos tipos de cáncer, sin mencionar menores probabilidades de depresión.

Pero encontrar mecanismos para estos beneficios y probar la relación causa-efecto no es tarea fácil. Las asociaciones están ahí, así que tiene que haber una explicación. Gracias a una mejor comprensión de la bioquímica detrás de la excitación, así como los avances en técnicas imagenológicas, los doctores están encontrando explicaciones. Sus esfuerzos les han llevado a la hormona oxitocina, que podría ser el lubricante principal de la maquinaria del sexo. Conocidas por controlar los músculos del útero durante el parto, la oxitocina muestra niveles 5 veces más altos durante el orgasmo que en situaciones normales.

Los estudios con animales revelan el lado sutil de la oxitocina. Es la encargada de ayudar a los individuos a formar fuertes lazos emocionales, por lo que se ganó el apodo de la hormona del amor. La oxitocina se libera en el cerebro y va a la sangre, desde ahí viaja a tejidos como los del útero, así como a largas fibras nerviosas, donde regula la temperatura corporal y la presión sanguínea y ayuda a sanar heridas e incluso a aliviar el dolor.

Aunque es poco probable que la oxitocina por sí sola sea la responsable de todos los beneficios del sexo en el cuerpo, los investigadores creen que, si se le sigue la pista a esta hormona, podrían descubrir la red en el cuerpo humano afectada por la actividad sexual e identificar otros actores bioquímicos en el camino. Esto es lo que han descubierto hasta ahora.

LEAVE A REPLY